Men principal:

SUSCRÍBASE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS
Email:
Verificar
Introduzca el texto tal y como aparece en la imagen
 
 

 

Acerca de Fernando Serra

Fernando Serra
Dirección de Producción, Tecnología y Operaciones
Doctor en Dirección de Empresas y MBA, IESE, Universidad de Navarra
Ingeniero Industrial, UPC
Leer más »

Artculos recientes en el blog de Fernando Serra

Links recomendados

Ha sido lo posible, no lo justo

Tenia ya terminado mi próximo artículo, sobre la reestructuración de las empresas, tema que considero muy de actualidad y que pensaba publicar esta semana, y hete aquí que me veo sorprendido por la “reestructuración” del presupuesto de este país. Cuando todos aquí, y fuera, sabiamos que nuestro gobierno era el paladín de otro modelo, no sabemos cual, pero otro en definitiva, y por lo tanto todos estos líos no nos iban a afectar. Alguien dijo que “la política era el arte de lo posible”. Si es así, tendremos que convenir que el gobierno español ha tenido que empezar a hacer política finalmente, después de 6 años de intentar lo imposible.

¿Qué es lo que ha pasado? En discurso llano es fácil de explicar: que los acreedores de la fiesta de la deuda española (los “mercados” como decia hace pocos dias despectiva y agresivamente nuestro infausto líder), se han cansado de prestarnos, entre otras razones porque el riesgo asociado a nuestra fiesta contribuye a comprometer la suya (que tambien la tienen, más modesta claro, como corresponde a los centroeuropeos). Consecuencia todo ello de un keynesianismo aplicado dónde y cómo no se podía ni debía. Y conste que no se trata de una ideología que haya fracasado, es peor, es una actitud corrupta en busca de ideología,  que ha encontrado al pobre Keynes,  y lo ha adoptado, desde el desconocimiento de sus limitaciones.

A partir de esta situación, se ha instrumentado una presión exterior que parece haber sido insoportable para Zapatero. Muy importante tiene que haber sido, ya que, como todos saben, es un personaje que ni pacta ni hace caso a nadie, y que le ha llevado a realizar un giro copernicano en su discurso, en sus acciones (!),  y en definitiva en sus esquemas políticos. ¿Qué nueva ideología encontrará para explicar sus nuevos paradigmas?

En la base de todo esto está  la incapacidad de liderazgo, la incompetencia técnica, la falta de realismo respecto a la vida de los ciudadanos, la mentira, la manipulación de personas, ideas y discursos, … insoportable para los acreedores que, además probablemente hayan advertido  una sociedad civil autocomplaciente y adormecida por los medios y los sindicatos instalados en el nuevo establishment. No se engañen, los números de la economía española no son tan malos, son menos malos que los de Inglaterra por ejemplo, lo que asusta a los acreedores es nuestra imperturbable sonrisa de no entender nada.

El plan de ajuste

Ya habrá tiempo y expertos para analizarlo. Pero deseo apuntar mis primeras reacciones:

  • El plan es de urgencia (los empresarios me entenderán, equivale a un plan de tesorería para poder pagar los sueldos la semana que viene), cuyo objetivo ha sido tranquilizar a los mercados y a los responsables  políticos de la zona euro principalmente, aunque parece que algo ha tenido que ver el bueno de Obama (que suerte tenerlo ahí en este momento, si hubiera estado Bush, ¿no habria habido plan?) e incluso de Hu Jintao, el presidente chino (vaya ud a saber quien ha tocado a éste para que llamara a Zapatero). Tranquilizando a los mercados, si se consigue, podremos seguir refinanciando la deuda, aunque mucho más cara.
  • El plan pone de manifiesto un cambio en la percepción de la realidad, no mucho más, pero en sí mismo ya es muy bueno y era necesario.
  • El plan es injusto, de hecho no tiene por objetivo ser justo (aunque ahora se emplee mucha saliva para dulcificarlo) sino urgente. Es injusto porque se ceba en las clases más desfavorecidas, a las que se les hace pagar la fiesta de todos, se socializa el esfuerzo de forma indiscriminada.
  • El plan no cambia mi percepción de que el gobierno no gobierna. No incluye ningún análisis de qué gastos se pueden atajar antes de hacer pagar a nuestras clases desfavorecidas. Gastos de este tipo son: subvenciones a entidades políticas, sindicales, ONG’s, duplicidad de funciones en la administración pública, gastos suntuosos de la administración, política energética,… busquen que los encontrarán. Pero no saben donde están y mucho me temo que la propia administración pública se los oculta.
  • En el plan quedan a salvo las empresas de participación pública, precisamente donde hay más intervención del amiguismo de los partidos políticos. Más injusticia.
  • Tengo muchas dudas de cómo y hasta dónde se van a aplicar las medidas del plan. Se trata de modificar una ley presupuestaria votada en el Congreso, y esta modificación debería pasar tambien por ahí. Claro que este país ha re-inventado el concepto de democracia, hacia el concepto de “lo que hacemos nosotros es demócrata, lo que hacen los otros no”.

Mis comentarios a algunas valoraciones oídas:

El plan se ceba en los funcionarios y, sobre este particular, se oyen muchas opiniones, muchas de ellas muy interesadas, de parte. Es muy grave que un país que pretende saltar a la modernidad (nuestro líder nos anunció hace pocos meses que habíamos pasado a Italia y que ahora iríamos a por Francia) ponga a todos los funcionarios en el mismo paquete: médicos, inspectores de finanzas del estado, técnicos comerciales del estado, embajadores, militares en Afganistán, jueces,… todos ellos parecen estar considerados igual que un oficinista o que cualquiera de los varios centenares de miles  de nuevos funcionarios y asesores (en 2009 más de 100.000), que este gobierno ha incorporado desde la crisis del 2007. Claro que en España no existía la tal crisis.

España está perdiendo servidores públicos de calidad que no tienen más remedio que emigrar, y que son sustituidos por inmigrantes deficientemente cualificados en muchas ocasiones y en otras ni tan siquiera hablan alguno de nuestros idiomas. Por tanto, apelando al cambio de modelo económico que tanto se nos quiere hacer creer que se promociona, valdría la pena que las medidas anunciadas se aplicaran tambien con criterios de eficacia, que se analizara y se cuidara a aquellos funcionarios que deben ser el sostén del estado en la salida de la crisis. Criterios de eficacia, no de caridad, eso lo debe hacer Caritas, no el Gobierno.

También he oído:

  • “No vamos a soportar que los mercados y las agencias de ratings nos obliguen…”: señores seamos serios, los mercados son los que han pagado, puede que nuestros líderes no lo supieran pero ha sido así. Hemos estado gastando su dinero y han dicho basta.
  • “Que castiguen a los culpables de la crisis”: pues bien no sé dónde pueden estar los culpables. No miremos a Wall Street, esta es otra crisis. No miremos a los bancos, han financiado todo lo que se les ha pedido incluso deuda pública en gran cantidad, miremos a quien votamos para que nos gobernara. Gobernar significa prever las dificultades, desde cualquier ideología, defender los intereses de la población que para eso se les votó. Si había leyes que permitían operaciones nocivas ¿porque no las cambiaron?. Lo más cerca de mi que veo un culpable es en el gobierno español, que en la gestación de esta crisis no ha acertado una: la deducción de 400€ (coste anual para el estado 6000 millones de euros), ley de dependencia sin fondos, cheque bebé (1500 millones de coste anual), energía no competitiva subvencionada con cargo a los presupuestos por importes que por sí solos suponen cantidades cercanas al recorte del plan,…y la consecuencia de todo esto es la irresponsabilidad de poner a multitud de familias al borde de la quiebra económica y moral. Sí que habría que castigarlos, si hubiera justicia en este mundo (ya sé que no la hay), se les debería castigar.
  • A algunos funcionarios tambien se les ha oído comentar la injusticia que supone cebarse en ellos. He comentado ya lo que pienso de la socialización indiscriminada del esfuerzo y de la falta de análisis de los gastos prescindibles, pero a los funcionarios hay que recordarles que del 20% de parados no hay ninguno, todavía, que proceda del funcionariado, y que mientras estábamos en la crisis ellos tenian vigente un pacto de estabilidad del poder adquisitivo, caso inédito. El empleado de la empresa privada ya hace dos años que está sufriendo las consecuencias de la crisis, el que puede se recoloca por unos ingresos muy inferiores a lo que tenía.

Escenarios posibles a partir de ahora:

Es de suponer que el presidente del gobierno antes de anunciar el plan habrá asegurado los votos en el Congreso (ya que se trata de una modificación sustancial de la ley presupuestaria), caso contrario la posibilidad de perder votaciones es elevada. Si esto fuera así desencadenaría con toda probabilidad la convocatoria de elecciones anticipadas, con resultado muy incierto.

No veo al señor Zapatero ni con el talante, ni los conocimientos, ni el prestigio (ni dentro ni fuera de España) para llevar adelante este plan. Por tanto considero que por una via o por otra habrá de formarse un gobierno fuerte, incluso que fuere de coalición.

Si Zapatero sigue gobernando, es muy probable que confeccione un segundo paquete, en este caso de reforma fiscal, incrementando la mayor parte de las figuras impositivas que recaen sobre la clase media. Este escenario puede sumir a España en una larga depresión económica.

Como ya he mencionado, el plan descrito por el gobierno es simplemente un plan de tesorería (ellos mismos dicen que si siguen gobernando recuperarán la situación anterior al plan), pero la situación en que estamos requiere algo más, un plan para dotar a la sociedad española de competitividad, en donde debe haber un plan para las cajas de ahorros, la reforma del mercado laboral, una reforma contable que permita a los bancos y cajas valorar correctamente sus activos, una política energética realista, etc. Todo esto son reformas que ayudarían a crear empleo con cierta rapidez.

Pero si todo prosigue a través de una hoja de ruta diseñada por Zapatero,  deberemos prever pocas reformas de calado y por lo tanto un descenso notable de las partidas de inversión, una pérdida todavía mayor de la competitividad del país via encarecimiento de la deuda pública y privada, baja disponibilidad de crédito, el paro seguirá alto, etc. En resúmen, no se atacarán los problemas, no será solución a pesar de los sufrimientos generados.

¿Qué pasa con el euro?

Me decia ayer un analista de bolsa que el riesgo sistémico ya habia pasado, yo añado: de momento. Si la implantación de las medidas del plan anunciado no convence al mercado, volverá el riesgo sistémico en pocas semanas, con más medidas de urgencia de Zapatero y por lo tanto más injusticias.

Incluso si convence, y más adelante no se anuncian cambios estructurales que promuevan el crecimiento, puede volver el riesgo sistémico, ya que el gasto público europeo solo se puede mantener en un entorno de crecimiento. Es imposible mantener el gasto público estructural europeo en una larga situación de depresión. Todo ello indica un futuro sombrío para la valoración del euro, lo que es buena noticia para las empresas exportadoras, pero tambien es sombrío de momento para la propia existencia del euro, que como una figurilla de cristal se puede quedar en las manos de los que están jugando con él.

¿Y la empresa qué?

Pues si es ud. exportador, enhorabuena. Si no lo es, procure poner los medios para instalarse en los mercados exteriores, recordando que ni le están esperando ni están exentos de crisis. No se fie para sus proyectos de la financiación bancaria, no porque los bancos sean malos, sino porque pueden no tener dinero. Si lo tuvieran claro que le prestarían. Tendrá que enfatizar la innovación en sus productos y servicios, y finalmente aunque seguro que ya lo ha hecho en estos dos años, seguir reestructurando todo gasto improductivo incluso si hay dudas de que lo sea.

El próximo artículo versará sobre reestructuración de empresas, el que tenia preparado, haciendo énfasis en esta última recomendación.

Barcelona 16 mayo 2010

Comentarios

Comment de admin
Fecha 24/06/2010 / 10:13

Buenos dias Helios, lo siento pero no conozco el artículo mencionado por tí. Por tanto, no es mio. Agradecería referencia sobre él para poder leerlo.
Atentamente,

Escriba un comentario