Men principal:

SUSCRÍBASE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS
Email:
Verificar
Introduzca el texto tal y como aparece en la imagen
 
 

 

Acerca de Fernando Serra

Fernando Serra
Dirección de Producción, Tecnología y Operaciones
Doctor en Dirección de Empresas y MBA, IESE, Universidad de Navarra
Ingeniero Industrial, UPC
Leer más »

Artculos recientes en el blog de Fernando Serra

Links recomendados

¿Planificación del negocio?…más que nunca

Han caido en mis manos los textos que mis colegas promotores del XX Encuentro de Automoción han desarrollado para describir el interés del sector actualmente y en consecuencia el foco de dicho Encuentro, y me ha llamado la atención que concentran su atención en “una reflexión estratégica del sector frente a un difícil futuro” y para ello apelan a la cooperación de los diferentes players sectoriales. A muchos les parecerá extraño, cooperar entre competidores o con mis distribuidores (¡Hasta cierto punto!), pero es que el entorno para algunos se ha puesto tan difícil que incluso en la cooperación hay fuentes de oportunidades.

Los cambios en las estructuras familiares, en la emotividad de sus relaciones internas y en el propio devenir natural de la vida, obligan, como he escrito ya en diversas ocasiones, a planificar o realizar una reflexión estratégica de la familia empresaria, sus motivaciones, sus recursos humanos, etc

Estamos hablando pues, tanto de los accionistas como de los propios negocios y sus sectores completos, quien esté en este mundo requiere urgentemente reflexionar en profundidad sobre su futuro.

  • El entorno cambia y lo hace movido por unos vectores conocidos pero de evolución incierta: Los macroeconómicos: como por ejemplo la aparición de Asia y en concreto de China como una plataforma industrial formidable, o bien el cambio del dólar, que hace que después de tantos años de querer exportar lleguemos a desear “no exportar”, eso me decia un conocido empresario en la época Solchaga, ¿recuerdan 120 ptas/US$?, este empresario hoy ya no es el dueño, es empleado.
  • Sectoriales: como lo mencionado del sector del automóvil. España tuvo un sector que llegó ser cuarto mundial, ¿saben dónde estará el crecimiento del consumo y de la producción en los próximos años?
  • Tecnológicos: ¿han pensado cuanto empleo está soportado por negocios basados en tecnologías inexistentes hace cinco años tan siquiera? ¿Y a cuanto empleo tradicional van a sustituir?
  • Legales: medio ambiente, responsabilidad social, compatibilidad del trabajo y familia, ¿quiere que siga?…Ah! y muchos mas emisores de leyes y normas que nos afectan.
  • Sociales: la evolución imparable de la orientación del gasto familiar desde alimentación y similares a ocio y posteriormente a salud, signo de la evolución de los valores y hábitos sociales.
  • La actividad de los competidores. Nos pasamos la vida marcando al jugador de enfrente y nos hemos olvidado de que al amparo de algunas de las evoluciones descritas, aparecen competidores nuevos, ¿quien pensó en Samsung para telefonía?¿o que pasará con  Telefónica compitiendo con una pequeña empresa de software para internet como Skype (hoy comprada por eBay, ninguna tonteria!)?… y nos destrozan “nuestro sector”, y IBM vendiendo su división PC a los chinos?

A todo esto, en mi negocio debo pensar tambien en la adquisición de los recursos necesarios para competir, algunos de ellos son escasos, y no hay que ir muy lejos, ya hoy dia hay que competir por los buenos recursos humanos de cualquier tipo, y de algunos no hay la disponibilidad local, vgr soldadores (no es nada raro ni muy tecnológico, verdad?)

Y no olvidemos nuestra propia situación personal, patrimonial, familiar, sentimental,…obviamente tambien influye y fluye.

Si después de leer esto, ud no toma asiento, enciende su música preferida y se pone a reflexionar con tranquilidad y sin prisas, solo puede ser por dos razones, o por que ya ha hecho sus deberes (Felicidades!) o porque es un insensato. Recuerden, como parangón, el desconocimiento de la ley no exime de la obligación de su cumplimiento.

Y no quisiera terminar mi reflexión de hoy dejando su animo en un estado pesimista, no he querido decir que hay que planificar para evitar problemas sólo, tambien por esto, pero no sólo, hay gente que planificando identifican grandes oportunidades para las próximas décadas. Tengo un buen amigo y gran empresario que cree que determinados productos dejarán de fabricarse en Europa y se abrirán plantas nuevas y muy automáticas en Asia, que necesitarán del consumo europeo para ser rentables, pues, ¿Saben uds que frente a esto se sienten muy incapaces los fabricantes de aquí y que no les quedará más remedio que girarse y mirar a ZP, habiendo adquirido previamente una dosis importante de talante competitivo? Sin embargo, mi amigo ya está tomando posiciones a través de de un  programa  que él llama “creación destructiva”, con el que adquirirá unas posiciones competitivas formidables.

Señores, ¡a planificar! y con optimismo, la búsqueda de las oportunidades  en las que deberán basarse los ingresos de mi empresa dentro de tres años.

Barcelona, nov 2005

Escriba un comentario